Radar de novedades: Skin botox

Sabemos que la mayoría de nuest@s lector@s están algo familiarizados con la toxina botulínica o Botoxâ (sí, es un nombre comercial), pero para quien tenga alguna duda os aconsejamos que reviséis el artículo de la Dra. Sara Gómez en el que os explica paso a paso qué es la toxina botulínica y para qué la utilizamos en dermatología.

 Pues bien, ahora que ya sabemos en qué consiste el uso de la toxina botulínica para el tratamiento de las líneas de expresión pasaremos a una novedad recién llegada desde el (ya no tan) lejano oriente: Skin botox o microbotox.

 

¿En qué consiste el skin botox?

Se trata de una técnica de inyección de la toxina botulínica muy habitual en clínicas dermatológicas de Corea del Sur, donde se lleva utilizando más de 10 años, aunque aun es poco frecuente en los países occidentales.

 La técnica consiste en inyectar el botox a nivel muy superficial y diluido con el objetivo de disminuir la producción de sudor y sebo por parte de las glándulas de la piel y también de paralizar pequeñas fibras de los músculos faciales.

 

 ¿Cómo se realiza?

La técnica “clásica” (desarrollada por el Dr. Wu en el 2000) consiste en la inyección de microgotas de toxina a nivel de la dermis de la cara y el cuello, utilizando jeringas de calibre muy pequeño (como las utilizadas en la mesoterapia).

 Sin embargo, recientemente se han propuesto nuevas técnicas como la SINB o Superficial Injection Needling Botulinum, en la que la administración de la toxina se realiza con micropunciones (realizadas con un dermapen) tras dejar caer gotas del producto sobre la piel.

 Más novedosa aun es la técnica que combina el microbotox con el microácido hialurónico, en la cual ambos productos se combinan en una sola jeringa y se infiltran a nivel superficial con el mismo objetivo que el microbotox, pero con resultados incluso más llamativos.

Incremento en el brillo y mejora notable en la textura de la piel entre la imagen de antes (A) y después (B). Imágenes del artículo de Kim J. Clinical Effects on Skin Texture and Hydration of the Face Using Microbotox and Microhyaluronicacid. Plast Reconstr Surg Glob Open. 2018.

Incremento en el brillo y mejora notable en la textura de la piel entre la imagen de antes (A) y después (B). Imágenes del artículo de Kim J. Clinical Effects on Skin Texture and Hydration of the Face Using Microbotox and Microhyaluronicacid. Plast Reconstr Surg Glob Open. 2018.

 

¿Qué resultados se consiguen?

#microbotox#dermotheque.jpg

En este caso los resultados que se buscan no son los mismos que al tratar las líneas de expresión, sino que se pretende mejorar la textura de la piel y el aspecto general.

 Los resultados más frecuentes: aumento del brillo de la piel, disminución de la laxitud, textura lisa y uniforme con descenso de las imperfecciones, atenuación de las líneas de expresión y mejoría del perfil mandibular.

 

¿Cuánto duran los resultados?

Los efectos de la técnica son evidentes a partir de los 7-10 días desde la intervención.

La duración media de los resultados de una sesión suele ser de 3-4 meses, sin embargo, muchos pacientes llegan a percibirla incluso durante 6 meses.

 

¿Tiene efectos secundarios?

Se trata de una técnica muy segura, ya que las dosis utilizadas en cada punto de punción son muy bajas, y los pocos casos descritos de debilidad muscular tras las inyecciones duran como máximo 2-3 semanas.

 La técnica suele consistir en más de 150 inyecciones en las áreas seleccionadas de la cara y el cuello, sin embargo, por el tamaño de la aguja y la aplicación previa de una capa de crema anestésica es un procedimiento prácticamente indoloro.

 Sí es frecuente observar durante las primeras horas, la presencia de pequeños bultitos o habones, que corresponden a las gotas infiltradas en la parte superficial de la piel, y que tienden a reabsorberse en pocas horas, siendo imperceptibles el día posterior a la intervención.

Además, ocasionalmente aparecen equimosis (morados) en algunas zonas de punción, pero son mucho más infrecuentes que con el tratamiento de líneas de expresión.  

Esperamos que os haya interesado esta nueva técnica y estaremos encantadas de recibir vuestras impresiones cuando os animéis a probarla.

 

Feliz día,

 Dra. Inés Escandell